El papel pintado siempre nos da múltiples opciones. Gracias a su diseño, versatilidad, y fantástico precio, puedes incorporarlo en cualquier parte de la casa: desde hacer un rincón para el desayuno hasta empapelar toda una habitación infantil. Las opciones son muchas y si te cansas, no hay problema: lo quitas. Así de sencillo. 


Publicado: 7 de Noviembre de 2017