Pintar todas las piezas de un dormitorio infantil,

El dormitorio de tus hijos también puede tener ese lado acogedor de forma muy sencilla. Tan solo tienes que pintar la habitación y los muebles basándote en una escala cromática neutra o apostar por el color, en ese caso piensa en cómo son los cupcakes y ahí tienes la clave. Además, los colores pastel no suelen pasar de moda, pase el tiempo que pase. Así que son una apuesta segura en decoración.