El estilo vintage en decoración se está convirtiendo en un must para muchos aficionados a esta disciplina. Con poco esfuerzo podemos conseguir aportar un efecto de desgaste en madera nueva, a continuación os proponemos unos pequeños consejos con unas indicaciones a modo de tutorial.

Qué materiales y herramientas se necesitan

Para ofrecer ese efecto de desgaste en madera nueva que tanto deseamos vamos a necesitar un taladro, piedra de construcción, barniz, una brocha, una lima, una tabla de madera, tornillos y un punzón.

Pasos a seguir

El primer paso es el de colocar la tabla de madera  y esparcir grava sobre ella. Con otra tabla de madera pisamos la tabla para que las piedras marquen la superficie de la tabla situada debajo.

El siguiente paso es taladrar agujeros piloto cerca del final de la tabla de la madera que más tarde servirán como mazo para terminar de conseguir ese efecto de desgaste en madera nueva. Con el mazo, golpeamos al azar la parte lateral del tablero, de ese modo obtenemos un efecto rasgado en ese tablero. Para potenciar este efecto, con un punzón, damos un par de golpe a la madera.

Tras este proceso, llega el momento de usar la lima, que tiene como objetivo limar las impurezas de los procesos anteriores. Una vez pasada la lima, es el momento del barniz, que tiene como objetivo aplicarle esa capa de protección a la madera y que no sea tan permeable y tan frágil a los golpes.

Cuando el barniz se seca, podemos observar como el tablero de madera, aunque sea nuevo, ya tiene ese efecto desgaste que es tan apreciado en el mundo de la decoración. Este proceso de “envejecimiento” se puede realizar tanto en tableros de madera como en muebles de todo tipo.

Publicado: 9 de Noviembre de 2017